La bailaora tarraconense Belén López consigue el Desplante y el pianista jienense Alfonso Aroca el premio Filón.

La cantaora malagueña Antonia Contreras se ha alzado esta noche con la Lámpara Minerade la 56 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas. El máximo galardón del concurso de flamenco más importante del mundo está dotado con 15.000 euros. El jurado ha otorgado la máxima puntuación a esta aspirante, Antonia de la Cruz Contreras, por su completo recital, donde ha ejecutado de forma magistral la minera, además de los restantes palos necesarios para alzarse con el premio. El jurado ha reconocido su actuación de la noche otorgándole también los premios por malagueñas, granaínas y el de mineras.

Desde 2003 ha obtenido numerosos reconocimientos en festivales de Andalucía, además de homenajear a la Niña de la Puebla en el espectáculo “A la luz de tu cante”. Nada más bajarse del escenario, la ganadora ha dedicado el premio a sus hijos y a sus nietos y ha asegurado que se ha presentado en homenaje a sus padres que siempre le habían animado a presentarse a un concurso de este nivel.

Antonia confiesa que fueron sus padres los que la animaron a presentarse al Festival Internacional del Cante de las Minas, “experiencia sí que tengo alguna de estar sobre los escenarios, pero la práctica de los concursos es verdad que ya la había perdido, pero también veía que podía ganar la Lámpara, dedico el premio a mis padres que me han dado la vida, a mis hijos y a mis nietos que son la prolongación de ella y a la persona con la que ahora mismo comparto mi vida porque me ha ayudado a que se ilumine”.

La Lámpara Minera 2016 ha asegurado que ha sentido una magia y una conexión especial con el público de La Unión ya en la noche de la semifinal del viernes y que conoce la importancia de este premio, por lo que le encantaría poder llegar a grabar un disco.

En la categoría de baile, “Belén López” (Tarragona) se ha alzado con el trofeo Desplante dotado con 9.000 euros tras una brillante ejecución de un taranto y una farruca sobre las tablas del Cante de las Minas que pisaba por primera vez.

La mejor bailaora de esta 56 edición del Festival ha asegurado que este premio supone una alegría muy grande y el reconocimiento a muchas horas de esfuerzo y de ensayos desde que empezó a bailar cuando tenía tres años y su padre descubrió algo especial en su forma de moverse sobre unas tablas. En palabras de la ganadora del Desplante 2016, “cuando bailo me desnudo el alma y es como una manera de poder contar lo que yo llevo dentro, lo que yo siento en ese momento y es un lenguaje, una expresión, un idioma, que gracias a Dios, el flamenco es muy grande y es un idioma internacional, es el idioma de los sentimientos”.

El pianista jienense Alfonso Aroca ha resultado ganador de esta edición dentro de la categoría de instrumentista flamenco obteniendo el premio Filón dotado con 6.000 euros. Aroca ha sido el primer artista en abrir esta gran final al interpretar piezas de piano por tarantas y bulerías, un instrumento que considera muy amplio y versátil para poder expresar lo más profundo del flamenco.

Aroca es profesor de piano en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba y ha obtenido numerosos reconocimientos en el panorama artístico gracias a sus trabajos de composición y arreglos musicales y el pasado año ya conseguía el segundo premio de esta categoría dentro del festival. Para Aroca el piano es su herramienta de expresión, “tiene una gran versatilidad, es un instrumento rey, da un montón de posibilidades, eso también asusta porque es demasiado, se espera mucho del que interpreta con un piano, pero bueno, es con el instrumento con el que aprendí”.

El jurado ha dejado desierto el premio Bordón que cada año se otorga al mejor guitarrista, al igual que el premio destinado a cantaores jóvenes.

En la categoría de instrumentista flamenco ha obtenido el segundo premio (3.000€) el flautista “Sergio de Lope”mientras en la segunda clasificación de baile (4.500€) ha correspondido a la bailaora almeriense Ana Isabel Veloso García “Anabel Veloso”.

La cantaora malagueña Isabel Guerrero Alarcón se ha alzado con el premio de cartageneras (3.000€) mientras que la joven de Badajoz, Esther Merino Pilo, ha obtenido los premios de tarantas (3.000€) y dentro de la categoría de murcianas y otros cantes mineros por su interpretación del taranto y levanticas (3.000€).

En la categoría de cantes bajoandaluces el concursante sevillano Evaristo Cuevas ha recogido el premio de siguiriyas, la malagueña Amparo Heredia “La Repompilla” el de soleares y el gaditano José Anillo Salazar ha resultado ganador en los palos de alegrías, todos estos premios dotados con 3.000€.

5.24 K