Alfredo Tejada, ganador de la Lámpara Minera 2017 ha sido padre de una niña que se llamará Lola.

“Es la lámpara y el premio más grande que he tenido” ha dicho Tejada que confesó que tanto él como su mujer, Macarena, se pasaron el día de ayer mirando a la pequeña y llorado de alegría.

La niña vino al mundo en el Hospital La Salud de Granada a las tres de la tarde, pesó al nacer tres kilos trescientos ochenta gramos y nació por cesárea.

Dice el padre que es una niña muy buena, tranquila, que no llora y que “le encanta el flamenco”. Según ha explicado Tejada, ayer le puso unas alegrías a su hija “y empezó a mover las manos, le quitamos la música y empezó a llorar”.

Desde la Fundación Cante de las Minas queremos dar la enhorabuena a Alfredo Tejada y a su pareja Macarena por el nacimiento de la pequeña, deseando que se cumpla el dicho que los niños traen siempre un pan debajo del brazo.

73