El busto de Antonio Fernández Fernández, presentado el pasado 5 de agosto, ya ha sido ubicado en el lugar de honor que le corresponde, el Museo del Cante de las Minas. La pieza esculpida por el artista unionense Galo Conesa presidirá así la entrada del museo, donde también está situado el busto de su amigo y compañero, Pencho Cros. El hijo de Antonio Fernández, Rosendo, no ha querido perder la oportunidad de estar presente en la instalación definitiva del busto y ha manifestado su “gran satisfacción por sacar adelante este busto, con la ayuda de Enrique Hernández Luike“, mecenas de la escultura. Así, se mantendrá imperecedero el recuerdo de este guitarrista único y que ha forjado uno de las sagas más importantes del flamenco.

53