El Premio Catedral del Cante será para China en esta ocasión.

El Festival Internacional del Cante de las Minas tiene previsto volver a desarrollar en 2015 una agenda cultural del máximo nivel, como viene siendo tónica habitual a lo largo de los últimos años, con las grandes personalidades de la vida cultural y social de nuestro país que van a acudir a La Unión este próximo verano a recoger los Castilletes de Oro, máxima distinción institucional que otorga el certamen.

En esta ocasión, y al dedicarse el Festival a la Región de Murcia, los galardones han recaído en el futbolista y seleccionador de fútbol, José Antonio Camacho, en la escritora María Dueñas, en el matador de toros Pepín Liria, en el chef Pablo González Conejero, en la cantaora, ganadora de dos Lámparas Mineras, Encarnación Fernández, y por supuesto a la Región de Murcia.

Así lo han anunciado esta mañana en rueda de prensa en el Aula de Cultura de la Fundación CajaMurcia, el Alcalde de La Unión y Presidente Ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Julio García, el Gerente de la Fundación CajaMurcia, Pascual Martínez, y la Directora General del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes, Marta López-Briones, quienes han resaltado de forma unánime la enorme talla de los premiados, cuyos nombres se unen ya de este modo a la ilustre nómina de celebridades que han sido distinguidas con estos premios anteriormente.

 

CASTILLETES 3 CASTILLETES 2

En este sentido, García ha destacado las impecables y extraordinarias trayectorias profesionales de todos y cada uno de ellos, auténticos genios y números uno en sus respectivos ámbitos, además de ser personas que siempre se han caracterizado por su amor hacia el mejor arte flamenco, y sobre todo por la defensa a ultranza de su Región, la Región de Murcia, la cual llevan por bandera en todas sus actuaciones.

Por otro lado, el Premio Catedral del Cante, que distingue a aquellas naciones que más han trabajado en favor del arte flamenco por el mundo, ha recaído en esta edición en China, país que acogerá el próximo mes de noviembre un intercambio cultural con España en el que el Festival Internacional del Cante de las Minas será el principal protagonista en la ciudad de Beijing.

A su vez, los Carburos de Oro, que reconocen la labor desarrollada en favor del Festival Internacional del Cante de las Minas, se han concedido en esta edición a Blanca del Rey, bailaora y dama flamenca, a la Universidad Católica San Antonio (UCAM), por su apuesta decidida por nuestro arte, a Esteban Bernal, artista autor de los mejores fondos escénicos del Festival, a Paco Severo, flamencólogo unionense, y al Restaurante El Vinagrero, histórico establecimiento hostelero de La Unión que ha sido sede de innumerables y destacados encuentros flamencos desde el nacimiento del Festival.

Finalmente, el Premio Trovero Marín, destinado a distinguir la mejor labor de promoción del arte del trovo, se ha otorgado al Festival Trovalia, por su difusión de este emblemático arte, mientras que el Premio Rojo El Alpargatero, dedicado a reconocer la mejor labor en favor de la música flamenca en el mundo de las peñas, se ha decidido por la Peña “Melón de Oro”, de Torre Pacheco, por su espectacular e impagable trabajo en este sentido.

 

CASTILLETES 4

JOSÉ ANTONIO CAMACHO ALFARO

José Antonio Camacho Alfaro nació en Cieza el 8 de junio de 1955, siendo el menor de los cinco hijos del matrimonio compuesto por Antonio Camacho y Gregoria Alfaro.

Cuando el pequeño José Antonio cuenta con seis años de edad, se traslada junto con su familia a Albacete, ciudad en la que comenzará a despertar su afición por el balón. Sus inquietudes futbolísticas de adolescente cristalizan a los dieciséis años, debutando en el equipo juvenil del Albacete Balompié, donde se alinea como extremo izquierdo.

El nombre del joven José Antonio Camacho comienza a sonar en los círculos futbolísticos del momento y el seleccionador nacional Héctor Rial lo reclama para la Selección Española juvenil. Su brillante actuación le ayuda a entrar en el primer equipo del Albacete, que por aquel entonces figuraba en Primera Regional.

La calidad técnica de José Antonio Camacho no pasa desapercibida para el Real Madrid y el Barcelona, que se interesan de inmediato por la joven promesa. Sin embargo, Camacho se inclina por el equipo blanco y en marzo de 1973 el Real Madrid lo ficha para su equipo filial, el Castilla.

En 1974 debuta con el que sería su equipo durante 16 temporadas y en el que cosecharía sus mayores triunfos deportivos, el Real Madrid. La llegada al equipo merengue de Miljan Miljanic en la temporada 1974/75 le valdrá la titularidad en el lateral izquierdo, donde Camacho destacó por su garra y sed de victoria, perfilándose como uno de los mejores del mundo en su posición.

El 5 de febrero de 1975 debuta con la Selección Española en Valencia, donde el combinado español empata con Escocia.

Son tiempos de gloria para el ciezano, que pelea con garra en cada partido. Pero su entrega en los campos de juego y en los entrenamientos le costarán varias lesiones, sufriendo la más grave el 5 de enero de 1978, cuando una rotura de menisco y de ligamentos cruzados lo mantuvo alejado de los campos de fútbol durante casi dos años.

Una vez recuperado de su lesión, Camacho salta de nuevo a los terrenos de juego y participa en los mundiales de España 1982 y México 1986. Jugó 81 partidos como internacional, ostentando durante muchos años el récord como jugador que más veces había vestido la camiseta nacional.

Tras 16 años de éxitos, en los que consiguió con el Real Madrid 9 ligas, 5 Copas del Rey y 2 copas de la UEFA, Camacho se despide de los terrenos de juego el 30 de junio de 1989. El lateral zurdo se iba a entregar a su carrera como entrenador.

Controvertido entrenador

Una vez colgadas las botas de fútbol se vuelca en su carrera como entrenador, comenzando con los conjuntos juveniles del Real Madrid, para pasar en 1990 a ocupar el puesto de segundo entrenador de este equipo, junto con Alfredo Di Stéfano.

En 1992 abandona el Real Madrid y ficha por el Rayo Vallecano, al que consiguió sacar del ocaso de la Segunda División. En la temporada 1993/94 repite la hazaña, esta vez con el Español de Barcelona, equipo con el que Camacho demostrará sus cualidades como entrenador. En 1996 abandona el equipo catalán y pasa a entrenar al Sevilla, donde dirigió 22 partidos antes de ser cesado de su cargo.

El 10 de junio de 1998 alcanza uno de sus sueños, entrenar al Real Madrid. Sin embargo, tras veinte días de contrato con el club, el ciezano dimite aludiendo discrepancias con la directiva madridista.

El 15 de septiembre de 1998 José Antonio Camacho ocupa el cargo de seleccionador nacional, sustituyendo a Javier Clemente. Debuta con victoria frente a Rusia en Los Cármenes de Granada el 23 de septiembre, arrancando con este encuentro una sólida trayectoria de juego y resultados. La Federación acordó un contrato de dos años, cumplido el cual, el 31 de julio de 2000, al término de la Eurocopa, lo renovaron en el banquillo español por dos años más, hasta el Mundial de Japón y Corea, para el que clasificó a la Selección Española.

Tras su paso por el combinado español, en la temporada 2003/2004, Camacho ficha por el Benfica, en un momento en que el equipo portugués atravesaba por una racha sin conquistar títulos. La brillante actuación del ciezano llevó al Benfica a conseguir la Copa de Portugal

Finalizada su etapa en el país vecino, Camacho vuelve a firmar como entrenador de su querido Real Madrid para la temporada 2003/04, pero tras cien días de contrato, supuestas discordancias con la plantilla lo llevan a dimitir por segunda vez.

Tras un par de años sin entrenar, regresa al Benfica portugués, sin mucho éxito, en la temporada 2007-2008.

En la temporada 2008-09, comenzó como entrenador de Osasuna, desde finales de 2008, en que sustituyó a Cuco Ziganda. En su primera temporada salvó in extremis al equipo del descenso a Segunda División, al vencer 2-1 al Real Madrid en el Reyno de Navarra.

Durante la temporada 2009-10, consiguió el objetivo de salvarse, a falta de dos jornadas. Sin embargo, en a mitad de la temporada 2010-11, el club navarro considero que los resultados no eran los esperados y decidió cesarle.

El 14 de agosto del 2011 fue fichado para entrenar a la Selección de fútbol de China, con el objetivo de clasificarla para el Mundial de 2014. al no conseguir la clasificación, tras una serie de malos resultados, fue destituido.
En la actualidad ejerce de comentarista deportivo para diversos medios de comunicación.
PABLO GONZÁLEZ-CONEJERO HILLA

Nacido en Murcia, el 29 de Agosto de 1971.
Jefe de cocina del Restaurante La Cabaña de la Finca Buenavista.

Pablo González, tras terminar estudios universitarios de Educación Física, decide dedicarse al mundo de los fogones. Comienza con un curso en el Restaurante Monteagudo y decide marchar a Palma de Mallorca en dónde conoce a la persona más importante de su vida laboral, Javier Morales. Con él, en el Restaurante Flánigan, aprende las bases de un oficio para el que no sabía si estaba preparado. Tras dos años en Palma viaja a Madrid al Restaurante Las Cuatro Estaciones en el que permanece un año tras el cuál conoce a la otra persona que marcará definitivamente su trayectoria profesional, Juan Mari Arzak. Un año en el Alto de Miracruz le sirve para tener otra visión de la cocina, una manera de cocinar diferente para ser diferente. En el año 97 regresa a Murcia y tras pasar por varios restaurantes de la ciudad, en 2003 se cumple su gran sueño profesional, La Cabaña de la Finca Buenavista.

Sus puestas en escena son siempre un espectáculo pero la gracia de las formas no impiden que el fondo sea profundo: sabores murcianos, recetas bien ejecutadas, cocina sabrosa que no defrauda… y que hace sonreír.
Es un genio organizando bodas y grandes eventos. En su carta siempre hay platos para celiacos, uno de sus hijos lo es y eso le obligó a imaginar platos apetecibles para aquellos que no pueden comer cereales.

Es un gran aficionado al arte flamenco, y fiel seguidor del Festival minero unionense. En julio de 2013 participó en el I Encuentro de Alta Cocina por los Cantes de Levante, organizado por la Fundación Cante de las Minas en colaboración con el restaurante El Vinagrero, en el que presentó una creación inspirada en el arte flamenco, y más concretamente en los cantes de nuestra tierra, denominada “Huevo 62.50 con migas y setas”, que los comensales degustaron con una actuación de cante flamenco en directo. En agosto de ese mismo año, la Fundación Cante de las Minas le otorgó el Premio Pencho Cros a las Artes Gastronómicas por su apuesta decidida en el fomento del arte flamenco desde las artes culinarias y la gastronomía, y ejerció de maestro de ceremonias junto con Juan Mari Arzak en el incomparable marco de la Mina Agrupa Vicenta, en una performance de creación de un plato en directo, y posterior entrega del Castillete de Oro del Festival a tan laureado chef donostiarra.
MARÍA DUEÑAS

Puertollano, Ciudad Real, 1964.
Es doctora en Filología Inglesa y profesora titular en la Universidad de Murcia, actualmente en excedencia.

A lo largo de su carrera profesional ha impartido docencia en universidades norteamericanas y participado en múltiples proyectos educativos, culturales y editoriales.

En 2009 irrumpe en el mundo de la literatura con “El tiempo entre costuras”, la novela que se ha convertido en el gran éxito editorial de los últimos años y que ha cautivado por igual a lectores y crítica. Las cifras de venta superan ampliamente el millón de ejemplares. Sus derechos han sido cedidos para traducciones a más de veinticinco lenguas y para una ambiciosa serie de televisión a cargo de Antena 3.

Le fue otorgado el Premio de Cultura 2011, en la categoría de Literatura.

En 2012 aparece su segunda novela: “Misión olvido”, que narra la historia de la profesora Blanca Perea que, tras ser abandonada por su marido e intentando huir de su propia vida, viaja a la universidad de Santa Catalina en California, con la beca conseguida para poner en orden el legado del profesor de Literatura Andrés Fontana, un olvidado hispanista exiliado tras la Guerra Civil Española y ya fallecido.

Es una gran aficionada al arte flamenco, y si no está fuera de España suele ser habitual verla en agosto en La Unión, en algunas de las veladas del Festival Internacional del Cante de las Minas. En el año 2012 fue la pregonera del referido certamen.

En 2015, su tercera novela, “La Templanza” nos traslada ahora al Jerez del siglo XIX y al mundo bodeguero que a ella misma le cautivó hace ahora dos años. Y recorriendo las calles históricas de Jeréz de la Frontera; pisando el mismo suelo que Mauro Larrea, el principal protagonista de esta historia, María Dueñas nos va hablando del porqué de esta novela que tiene también como escenarios a México y Cuba. Es en México, precisamente, donde arranca la narración y desde donde hará viajar al indiano Mauro Larrea hasta La Habana, antes de llegar a la ciudad gaditana del Jerez de la segunda mitad del XIX. La autora define a su protagonista, forjado a golpe de esfuerzo en la mina, como un hombre potente, pero no imbatible ante las mujeres se van a cruzar en su camino.
JOSÉ LÍRIA FERNÁNDEZ “PEPIN LIRIA”

José Liria Fernández, conocido como Pepín Liria es un torero nacido en Cehegín (Murcia) el 10 de mayo de 1970.
Siempre ha destacado en él su apasionada vocación hacia el toreo. Su carrera ha sido todo un ejemplo a seguir durante los quince años que estuvo como matador de toros, desde el año 1993 en que toma la alternativa en la Feria de Murcia, hasta el 12 de Octubre de 2008 que se retira de los ruedos en la misma Plaza como torero en activo.

Los quince apasionantes, intensísimos, años de matador de toros de Pepín Líria, todos ellos en el “Grupo Especial”, del que fue eje y pilar fundamental del Gran Circuito, siendo repetidas veces triunfador en Las Ferias y Plazas más importantes de España, Europa y América. Su idilio con Sevilla, donde consiguió abrir la Puerta del Príncipe y dos Puertas Grandes, convenció y triunfó ante la difícil afición de Madrid, su incondicional Pamplona, donde es un ídolo. Y todas las difíciles Plazas del Norte de España y del Sur de Francia.

Su trayectoria ha estado avalada por una regularidad arrolladora en triunfos en los carteles, ganaderías y públicos más exigentes que se rindieron ante la verdad, la honradez y la entrega cabal de un torero, un hombre, que no escatimó esfuerzos ni sacrificios; su entrega a lo largo de toda su apasionante carrera es realmente todo un hito. De principio a fin, y, aún después. Porque tras su retirada en 2008, como dijo Pepín, y así lo hizo, sólo volvería por razones puntuales cuando circunstancias o muy determinados motivos se lo exigieran. Así, reapareció en 2011 en Murcia, en el Festival Benéfico para la historia grande del toreo, por motivo solidario con los damnificados de los terremotos de Lorca, y en 2012 con motivo del 125 Aniversario de la Plaza de Toros de Murcia y del Club Taurino de Murcia, a petición de la afición murciana, a la que siempre se rindió el de Cehegín, y con la que mantuvo y mantiene una verdadera historia de amor correspondido.

La carrera de Pepín Líria es, por su ejemplar currículo, heroica por sus grandes gestas de triunfos continuados durante quince años ininterrumpidos en el Olimpo del toreo; es la carrera más importante de los toreros murcianos a través de los tiempos, y es ya historia viva de Maestros inmortales. Y no solamente por su épica en los ruedos, así, también, fuera de ellos Liria ha sido y es hombre comprometido, solidario, que atesora los valores excelsos en los que se sustenta la tauromaquia.Como prueba unos apuntes de su compromiso y generosidad extrema por causas solidarias: Sus quince paseíllos en el Festival de la Lucha Contra el Cáncer en Murcia, incontables otros tantos festivales benéficos en los que ha participado en la geografía nacional y fuera de España.

Recordar su triunfal despedida del 12 de Octubre de 2008, con la Plaza de Toros de Murcia, llena hasta la bandera, los beneficios, incluidos los derechos de imagen, fueron a parar a distintas instituciones benéficas. Los Festivales Benéficos de Patiño en favor del Hospital de Oncología Infantil, mantiene Líria estrecha relación con los niños que padecen la enfermedad. Fundador de la Asociación Benéfica Cartagena por La Caridad, y colaborador y participante activo en cuantas ocasiones se le requiere por causa de los más desfavorecidos.

El año de su despedida de los ruedos, fue el adiós torero más entrañable, emotivo y solemne que se recuerda, así se le rindieron honores en todas las Plazas donde actúo, con especial significación, recordar los grandes homenajes que en el ruedo se le tributaron en Bilbao, donde se le brindó antes de iniciar el paseíllo la ritual danza vasca de máximos honores, el “aurresku”; llamativa y colorista la que recibió en el ruedo de Pamplona donde bajaron al ruedo todas las Peñas, sus Peñas de Pamplona a “Su Pepin, Pepin”, como lo jalearon cada triunfal tarde en las que actuó Liria en el ruidoso coso de los Sanfermines.

Destacar, entre los incontables reconocimientos que ha recibido Pepín Liria; ostenta el “Trofeo Nacional Cossío” por su Trayectoria Ejemplar, Medalla de Oro del Club Taurino de Murcia, Medalla de Oro del Club Taurino de Cartagena, Medalla de Oro de la Asociación Cartagena por La Caridad, Hijo Predilecto de Cehegín, con Monumento Público en su pueblo Cehegín, en la Plaza que lleva su nombre, y, sin olvidar, la Medalla de Oro de la Región de Murcia, que precisamente recibió en La Unión, en la Catedral del Cante, en la Gala del Día de la Región el año 2009.

Pepín, retirado de los ruedos, permanece muy vinculado a lo que ha sido y es su vida: El Mundo de Los Toros, mantiene estrechos lazos de amistad con sus compañeros, a los que declara profesar, profunda admiración y afecto, especialmente a los Maestros Espartaco, Ponce, Manzanares y Fandi. Desde el año 2012, es el Director de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia, actividad que ejerce altruistamente con gran dedicación, formando a su nutrido y joven alumnado en la dura y arriesgada disciplina que exige el toreo, y, en colaboración con los padres, en la educación en principios y valores ante la vida.
ENCARNACIÓN FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ

Cantaora gitana, se le conoce en el mundo del cante flamenco con el nombre artístico de Encarnación Fernández.

Nació en Torrevieja (Alicante) en el año 1951. Hija y hermana de los guitarristas Antonio y Rosendo Fernández, ha desarrollado prácticamente toda su carrera en la zona de La Unión, donde reside.

Se inició en el flamenco como bailaora, pero su traslado y fijación de su residencia en la ciudad minera le sirvió para aprender los cantes minero levantinos, de los que es especialista, a los cuáles sin embargo aporta el matiz de gitanería propio de su raza, y una jondura especial de la que carecían los estilos mineros.

Consiguió los premios Lámpara Minera en el Festival unionense los años 1979 y 1980.

En lo que respecta a su discografía tiene una grabación en solitario: “El cante hondo de Encarnación Fernández”, y ha participado en numerosos discos recopilatorios junto a otros artistas flamencos, entre los cuales destaca la Misa Minera junto al cantaor Paco Rabadán. En ambos casos estamos ante dos álbumes flamencos de alta calidad, hoy tristemente descatalogados.

Está considerada por la crítica especializada junto con Pencho Cros y Antonio Piñana como una de las mayores exponentes del cante por mineras.

Ha actuado en numerosas ocasiones en el Festival unionense, en Congresos de Investigación sobre Flamenco, Jornadas monográficas sobre cantes mineros, así como en diversas salas y teatros de toda la geografía nacional.

En el año 2011 fue Presidenta del Jurado de los concursos del Festival lnternacional del Cante de las Minas.

Desde su constitución en 2010 viene siendo profesora titular de cante flamenco en la Escuela de Arte Flamenco de la Cátedra de Flamencología de la Fundación Cante de las Minas y la Universidad Católica de Murcia.

134