Especialmente emotivo ha sido el descubrimiento del busto del ex alcalde y fundador del festival de flamenco de La Unión Esteban Bernal.

Esta tarde, en el salón de actos de la Casa del Piñón se ha mostrado al público, la escultura realizada por el imaginero unionense Galo Conesa, una obra creada en barro que muestra la imagen de Esteban Bernal en los años 70.

La obra descubierta por el artista y el protagonista ha causado sorpresa al propio homenajeado, que emocionado se ha quedado sin habla porque “verme en otro material impresiona”, ha ironizado.

Esteban Bernal, fue regidor de La Unión entre 1961 y 1972. Fundó el Cante de las Minas en su primer año de gobierno, en unos momentos difíciles, siendo consciente de que los cantes mineros” había que defenderlos porque era algo de nuestro folclore” ha manifestado.

El descubrimiento de la escultura del fundador del Festival ha sido una de las actividades recogidas dentro de la Agenda Cultural, que ha contado igualmente con la entrega del premio Pencho Cros al Ayuntamiento de Valladolid a la difusión musical.

La ciudad castellano-leonesa celebra desde hace dieciséis años las pruebas selectivas para el concurso de cante, toque y baile flamenco del Festival del Cante de las Minas,

El acalde de La Unión y presidente ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Pedro López Milán, entregó el premio Pencho Cros al técnico de Cultura del ayuntamiento vallisoletano, Carlos Heredero.

Este año coincidiendo con el décimo aniversario de la muerte del cantaor, el galardón representa una pequeña talla de la cabeza Pencho en la que el unionense parece estar cantando.

Hoy jueves, se puede decir que estuvo dedicada al cantaor. Una conferencia bajo el título ‘La voz flamenca de la desolación del minero’ presentada por el técnico de Cultura del Ayuntamiento de La Unión, Manuel Navarro y José Francisco Ortega, profesor de la Universidad de Murcia, ha puesto de manifiesto distintos aspectos biográficos de la vida del cantaor que se ha acompañado de una gran cantidad de archivos audiovisuales y fotográficos.

El ponente Manuel Navarro ha recordado que Pencho Cros aprendió a cantar mineras oyendo a los mineros. Sus grandes pasiones fueron, según Navarro, La Unión y el cante.

El gran amigo de Pencho Cros, Enrique Hernández Luike, presente en el salón de actos, recibió un busto del cantaor de manos del alcalde, Pedro López Milán, que lo entregará a la familia del unionense fallecido hace diez años.

Y ya fuera de la Casa del Piñón los pinceles, lienzos y acuarelas llenaban de color la Avenida del Flamenco en la segunda edición del taller de pintura “Pinta el Cante” a cargo de la profesora de artes plásticas Antonia Esther Martínez.

Una veintena de personas se enfrentaron el reto de realizar una copia o una versión del cartel anunciador que el pintor unionense Asensio Sáez realizó en el año 1963.

 

142