La cantaora, conocida como ‘La Repompilla’, consigue el máximo galardón del Festival ganando por cantes bajo andaluces, cantes de Málaga, Granada, Córdoba y Huelva y Mineras.

Lara Wong gana el ‘Filón’ con su flauta travesera y su bansuri.

Paula Rodríguez Lázaro y Rafael Ramírez Vilches consiguen el ‘Desplante’ femenino y masculino.

Álvaro Pérez Álvarez se lleva el ‘Bordón Minero’.

Manuel Cuevas González consigue el Premio a Cantaores Jóvenes.

Esther Merino Pilo consigue el premio a los cantes mineros.

La cantaora granaína Amparo Heredia Reyes, ‘La Repompilla’, se alza con la ‘Lámpara Minera’ en la 60 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas. Su interpretación en la final de taranto, farruca, mineras, malagueña, taranta, rondeña, seguiriya le hizo merecedora de ganar los cantes bajo andaluces (Grupo III), cantes de Málaga, Granada, Córdoba y Huelva (Grupo II) y Mineras, consiguiendo así el máximo galardón que otorga este evento flamenco (trofeo y 16.000 euros), recogiendo el reconocimiento a manos del alcalde de La Unión y presidente de la Fundación Cante de las Minas, Pedro López Milán, quien estuvo acompañado de la Corporación Municipal. “Después de la gran señora que tenéis aquí, que es Encarnación Fernández, creo que soy la segunda gitana que se lleva la ‘Lámpara Minera’ y eso es una satisfacción muy grande”, afirmó la cantaora, quien destacó la preparación que ha hecho durante estos años para dominar los Cantes de Levante, ya que viene “de otra escuela”. “A mí La Unión me encanta y me da pena no poder volver el año que viene, porque esta tierra tiene algo que me tira”, añadió, afirmando que seguirá llevando los cantes mineros allí donde vaya.

Maquinista de Levante acogió la final de una de las ediciones más especiales de la historia del Cante de las Minas, que volvía a potenciar el flamenco en un año de valientes, en una apuesta por la cultura segura. Llegaba así esta 60 edición a su final, entregando sus máximos galardones.

La canadiense Lara Wong se convierte en la primera extranjera en ganar el ‘Filón’, gracias a su interpretación con su flauta travesera y su bansuri de levantica y alegría, consiguiendo así el trofeo y un premio económico de 6.000 euros. La entrega tuvo lugar a manos de Elena José Lozano Bleda, primera teniente de alcalde y vicepresidenta de la Fundación Cante de las Minas, acompañada de Ginés Luengo Pérez, alcalde pedáneo de Roche. Wong estuvo años estudiando cante para mejorar su técnica tocando la flauta con María José Pérez, que le acercó a los cantes de levantica y fandango minero. “Me enamoré de los Cantes de Levante y los trasladé para la flauta como si estuviera cantando”, afirmó tras ganar el reconocimiento, matizando que ganarlo supone “un sueño hecho realidad desde hace muchos años”. “Como soy extranjera pensaba que estas cosas eran imposibles. Soñaba con este momento pero no sabía si iba a lograrlo”, confesó.

El trofeo ‘Desplante’ también tuvo sus protagonistas, tanto en categoría femenina como masculina. Paula Rodríguez Lázaro, de Santander, que bailó por taranto y bambera en la final, consiguió su trofeo y los 6.000 euros de premio, recibiendo la estatuilla a manos de José Vélez Fernández, delegado del Gobierno de la Región de Murcia. La bailaora ha vivido esta etapa “con mucha responsabilidad”, por competir consigo misma al ser la única finalista en esta categoría, aunque afirma que optó por ir a lo seguro en la semifinal con la bata y el mantón, para apostar por la bambera con sombrero en la final. “El reconocimiento de este concurso es muy importante para la profesión”, matizó.  Por su parte, la consejera de Educación y Cultura, Maria Isabel Campuzano Martínez, entregó su ‘Desplante’ masculino a Rafael Ramírez Vilches, de Málaga, que bailó por taranto y seguiriya y obtuvo tanto el trofeo como 6.000 euros de premio. Ha sido una etapa “dura e intensa”, pero que ha compensado con “ganas e ilusión”. “Este concurso es un escaparate y pienso que se pueden abrir muchas puertas y puede seguir viento en popa la carrera de uno cuando esto le pasa”, indicó con entusiasmo el bailaor.

El ‘Bordón Minero’ este año ha sido para el granaíno Álvaro Pérez Álvarez, único finalista en esta categoría, quien recibió a manos del concejal de Policía e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Unión, José Solano Legaz, su premio, acompañado además de Buenaventura Lozano Albaladejo, alcalde pedáneo de Portmán, al que le acompañan además otros 6.000 euros de premio. “Desde pequeño mi padre me traía al Festival a ver a los artistas, ver el cante y escuchar la guitarra y tenerlo ahora en las manos después de verlo tantas veces es un sueño”, señala el guitarrista.

Además de estos máximos reconocimientos, se entregó el Premio a Cantaores Jóvenes, que consiste en un diploma y 1.500 euros, a Manuel Cuevas González, entregado por la concejala de Turismo y Educación de La Unión, Leticia Egea; el premio de cantes mineros fue para Esther Merino Pilo, con diploma y 5.000 euros, cuyo reconocimiento entregó David García García, concejal de Medio Ambiente y Festejos del Ayto. La Unión.

Aunque en la final estaba prevista la participación de Francisco Escudero Márquez, ‘El Perrete’ hizo llegar hasta la organización del Festival Internacional del Cante de las Minas su indisposición para participar por motivos de salud justificados.

POR SI TE LO HAS PERDIDO