30 julio, 2023

El periodista y escritor acercará los 40 años de trayectoria de la cantaora Carmen Linares en una entrevista “entre dos amigos” el próximo sábado 5 de agosto.

El Festival Internacional del Cante de las Minas ha conseguido hacer amigos en destacados sectores de la sociedad durante sus 62 años de historia. Es el caso del mundo del periodismo, con nombres de prestigio como el de Juan Ramón Lucas, cuya vinculación y pasión por el flamenco nació justo aquí, en La Unión, cuando escuchó por primera vez a El Cabrero y se «enamoró’ de “ese arte profundo y tosco, pero divinísimo” que plasmó sobre el escenario de la ‘Catedral del Cante’. Desde entonces, este periodista que venía del rock no ha dejado de estar en contacto con el flamenco y sus distintas expresiones.

Su vínculo con esta tierra es tal que de aquí nació su primera novela, ‘La Maldición de la Casa Grande’. La semilla de este proyecto comenzó en El Vinagrero, en una conversación con el alcalde en aquel entonces, Francisco Bernabé, que le contó “la historia de un tipo muy peculiar que se llamaba Miguel Zapata”, con la presencia además de la escritora María Dueñas, animándole ambos a investigar y plasmarlo en un libro. También tiene “vínculo de sangre con la mina”, ya que su madre es de la cuenca minera de Mieres y su abuelo paterno fue minero.

Juan Ramón Lucas se considera desde entonces un aficionado del flamenco. “Le debo muchísimo al Cante de las Minas”, afirma con contundencia, sonriendo ante las “aportaciones vitales” que le ha hecho el Festival a su vida, como son el amor a este género musical y artístico y los amigos que ha hecho en este camino. Por eso, el hecho de volver le pone feliz y se le nota cuando habla del encuentro que tendrá en La Unión, en el que se encontrará con una gran amiga: Carmen Linares.

“Voy a tener una conversación con una amiga a la que admiro, porque es historia viva del flamenco, y hablaré de su arte y de cómo está hoy en día el mundo del flamenco”, adelanta el periodista. La cita será el sábado 5 de agosto a las 20 horas en el Salón de Actos del Ayuntamiento de La Unión.

«Para el Festival es un lujo que un gran amigo como Juan Ramón Lucas vuelva a casa y esperamos poder reencontrarnos de nuevo con él edición tras edición, para que encuentre en La Unión el lugar donde poder disfrutar de su pasión por el flamenco», afirma Joaquín Zapata, presidente de la Fundación Cante de las Minas.

Un arte propio y universal

Juan Ramón Lucas no duda en afirmar que “el flamenco está viviendo una buena época”, aunque “ha habido momentos mucho más gloriosos”. Ciñe esto a la transición de la propia comunicación, donde el podcast cobra protagonismo y hace que el flamenco también tenga su espacio. Sin embargo, “los grandes medios siguen sin ocuparse del flamenco como merece, siendo un arte propio, universal y que nos ha dado algunos de los nombres de nuestra historia artística”. “Poetas flamencos como Lorca, cantantes como Camarón y guitarristas universales como Paco de Lucía son marca España y son tratados en los medios, pero cuando sobresalen mucho por méritos propios”, indica.

Refuerza la necesidad de diferenciar entre comunicación y periodismo, porque este último requiere compromiso. “Quienes estamos en el periodismo creemos que la información es un derecho y un bien, y tenemos que comprometernos con lo que contamos, y para eso el flamenco tiene que contar con nuestra atención”, afirma, animando al género a abrirse a estos nuevos sectores de la sociedad que comunican para estar presente, yendo “más allá de su propio territorio”.

En la opinión del periodista, la innovación es un punto importante, ya que “ha permitido que el flamenco crezca”, atreviéndose a “hacer cosas distintas”, fusionando con inteligencia y sabiendo lo que hacen. Pone de ejemplo a Rosalía, Edu Guerrero o Pitingo, que muestran “las posibilidades del flamenco si tiene valor y si se atreve a abrirse”.

30 julio, 2023

El periodista y escritor acercará los 40 años de trayectoria de la cantaora Carmen Linares en una entrevista “entre dos amigos” el próximo sábado 5 de agosto.

El Festival Internacional del Cante de las Minas ha conseguido hacer amigos en destacados sectores de la sociedad durante sus 62 años de historia. Es el caso del mundo del periodismo, con nombres de prestigio como el de Juan Ramón Lucas, cuya vinculación y pasión por el flamenco nació justo aquí, en La Unión, cuando escuchó por primera vez a El Cabrero y se «enamoró’ de “ese arte profundo y tosco, pero divinísimo” que plasmó sobre el escenario de la ‘Catedral del Cante’. Desde entonces, este periodista que venía del rock no ha dejado de estar en contacto con el flamenco y sus distintas expresiones.

Su vínculo con esta tierra es tal que de aquí nació su primera novela, ‘La Maldición de la Casa Grande’. La semilla de este proyecto comenzó en El Vinagrero, en una conversación con el alcalde en aquel entonces, Francisco Bernabé, que le contó “la historia de un tipo muy peculiar que se llamaba Miguel Zapata”, con la presencia además de la escritora María Dueñas, animándole ambos a investigar y plasmarlo en un libro. También tiene “vínculo de sangre con la mina”, ya que su madre es de la cuenca minera de Mieres y su abuelo paterno fue minero.

Juan Ramón Lucas se considera desde entonces un aficionado del flamenco. “Le debo muchísimo al Cante de las Minas”, afirma con contundencia, sonriendo ante las “aportaciones vitales” que le ha hecho el Festival a su vida, como son el amor a este género musical y artístico y los amigos que ha hecho en este camino. Por eso, el hecho de volver le pone feliz y se le nota cuando habla del encuentro que tendrá en La Unión, en el que se encontrará con una gran amiga: Carmen Linares.

“Voy a tener una conversación con una amiga a la que admiro, porque es historia viva del flamenco, y hablaré de su arte y de cómo está hoy en día el mundo del flamenco”, adelanta el periodista. La cita será el sábado 5 de agosto a las 20 horas en el Salón de Actos del Ayuntamiento de La Unión.

«Para el Festival es un lujo que un gran amigo como Juan Ramón Lucas vuelva a casa y esperamos poder reencontrarnos de nuevo con él edición tras edición, para que encuentre en La Unión el lugar donde poder disfrutar de su pasión por el flamenco», afirma Joaquín Zapata, presidente de la Fundación Cante de las Minas.

Un arte propio y universal

Juan Ramón Lucas no duda en afirmar que “el flamenco está viviendo una buena época”, aunque “ha habido momentos mucho más gloriosos”. Ciñe esto a la transición de la propia comunicación, donde el podcast cobra protagonismo y hace que el flamenco también tenga su espacio. Sin embargo, “los grandes medios siguen sin ocuparse del flamenco como merece, siendo un arte propio, universal y que nos ha dado algunos de los nombres de nuestra historia artística”. “Poetas flamencos como Lorca, cantantes como Camarón y guitarristas universales como Paco de Lucía son marca España y son tratados en los medios, pero cuando sobresalen mucho por méritos propios”, indica.

Refuerza la necesidad de diferenciar entre comunicación y periodismo, porque este último requiere compromiso. “Quienes estamos en el periodismo creemos que la información es un derecho y un bien, y tenemos que comprometernos con lo que contamos, y para eso el flamenco tiene que contar con nuestra atención”, afirma, animando al género a abrirse a estos nuevos sectores de la sociedad que comunican para estar presente, yendo “más allá de su propio territorio”.

En la opinión del periodista, la innovación es un punto importante, ya que “ha permitido que el flamenco crezca”, atreviéndose a “hacer cosas distintas”, fusionando con inteligencia y sabiendo lo que hacen. Pone de ejemplo a Rosalía, Edu Guerrero o Pitingo, que muestran “las posibilidades del flamenco si tiene valor y si se atreve a abrirse”.