7 julio, 2023

La inauguración tendrá lugar este viernes, 28 de julio, a las 20 horas y contará con la actuación de Encarnación Fernández junto a Antonio Muñoz al toque.

La muestra, en clave comic art, pretende trazar “un mapa de la plática flamenca”, que muestra “las expresiones de un pueblo a través de sus platos y sabores”.

El flamenco y la gastronomía se fusionan en ‘Bodegones Cantantes y Sonantes’, la exposición con la que la artista plástica Antonia Esther Martínez muestra la identidad cultural de La Unión, su tierra, desde el vínculo entre ambas artes. Lo hace a través de un conjunto de obras que hacen un recorrido a la evolución de los Cafés Cantantes desde 1910 hasta la actualidad, desde un punto de vista donde la mujer cobra especial protagonismo, haciendo referencia a dos grandes cantaoras locales: Conchita Peñaranda y Emilia Benito.

La muestra, que se inaugurará el viernes 28 de julio a las 20 horas en el reconocido restaurante como actividad paralela a la Agenda Cultural del Festival, supone así “un trayecto que muestra en detalle las expresiones de un pueblo a través de sus platos y sabores” en estilo comic art, gracias al trabajo de investigación que ha realizado Antonia Esther.

En esta exposición, “los platos, los gestos o la ambientación son composiciones que pasan a ser un reflejo vivo del flamenco”, señala. Todo un abanico de detalles que van desde el carburo hasta la guitarra, con alimentos y elementos de la estética gastronómica que trazan un mapa de la plática flamenca. De este modo introduce al público en un doble concepto: el de la mujer que reivindica su lugar en este mundo y el del quejío gastronómico, que también conquista su espacio.

Antonio Esther Martínez muestra su arte transgresor, festivo, irónico y lleno de la más absoluta entidad artística. “He envuelto la gastronomía de fina creatividad, proporcionándole un lenguaje que abre la perspectiva de una pintura para que no se quede solo en el trazo del objeto representado”, apunta la artista.

“La exposición de Antonia Esther es una apuesta de la nueva Dirección del Festival. Era de justicia que así fuera porque es una de las artistas locales con más proyección en todo el país, lo que se ha demostrado tras los éxitos de las diferentes exposiciones que ha hecho en los últimos meses. Estoy seguro de que quienes nos visiten este Cante de las Minas lo van a disfrutar”, apunta el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Joaquín Zapata. Antonia Esther fue galardonada en 2019 con el premio ‘Pencho Cros de las Artes Plásticas’ por la Fundación Cante de las Minas.

Como antesala de su exposición, la artista ha estado pintando esta mañana una obra en el propio restaurante que rinde homenaje a El Vinagrero y a sus ancestros, y que permanecerá fija en su pared desde hoy en el propio local.

7 julio, 2023

La inauguración tendrá lugar este viernes, 28 de julio, a las 20 horas y contará con la actuación de Encarnación Fernández junto a Antonio Muñoz al toque.

La muestra, en clave comic art, pretende trazar “un mapa de la plática flamenca”, que muestra “las expresiones de un pueblo a través de sus platos y sabores”.

El flamenco y la gastronomía se fusionan en ‘Bodegones Cantantes y Sonantes’, la exposición con la que la artista plástica Antonia Esther Martínez muestra la identidad cultural de La Unión, su tierra, desde el vínculo entre ambas artes. Lo hace a través de un conjunto de obras que hacen un recorrido a la evolución de los Cafés Cantantes desde 1910 hasta la actualidad, desde un punto de vista donde la mujer cobra especial protagonismo, haciendo referencia a dos grandes cantaoras locales: Conchita Peñaranda y Emilia Benito.

La muestra, que se inaugurará el viernes 28 de julio a las 20 horas en el reconocido restaurante como actividad paralela a la Agenda Cultural del Festival, supone así “un trayecto que muestra en detalle las expresiones de un pueblo a través de sus platos y sabores” en estilo comic art, gracias al trabajo de investigación que ha realizado Antonia Esther.

En esta exposición, “los platos, los gestos o la ambientación son composiciones que pasan a ser un reflejo vivo del flamenco”, señala. Todo un abanico de detalles que van desde el carburo hasta la guitarra, con alimentos y elementos de la estética gastronómica que trazan un mapa de la plática flamenca. De este modo introduce al público en un doble concepto: el de la mujer que reivindica su lugar en este mundo y el del quejío gastronómico, que también conquista su espacio.

Antonio Esther Martínez muestra su arte transgresor, festivo, irónico y lleno de la más absoluta entidad artística. “He envuelto la gastronomía de fina creatividad, proporcionándole un lenguaje que abre la perspectiva de una pintura para que no se quede solo en el trazo del objeto representado”, apunta la artista.

“La exposición de Antonia Esther es una apuesta de la nueva Dirección del Festival. Era de justicia que así fuera porque es una de las artistas locales con más proyección en todo el país, lo que se ha demostrado tras los éxitos de las diferentes exposiciones que ha hecho en los últimos meses. Estoy seguro de que quienes nos visiten este Cante de las Minas lo van a disfrutar”, apunta el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Joaquín Zapata. Antonia Esther fue galardonada en 2019 con el premio ‘Pencho Cros de las Artes Plásticas’ por la Fundación Cante de las Minas.

Como antesala de su exposición, la artista ha estado pintando esta mañana una obra en el propio restaurante que rinde homenaje a El Vinagrero y a sus ancestros, y que permanecerá fija en su pared desde hoy en el propio local.