23 febrero, 2024

La cantaora y la bailaora sacaron al escenario del Festival Rivas Flamenca los trofeos ‘Lámpara Minera’ y el ‘Desplante’ que ganaron en 2023, mostrando con orgullo su triunfo en el Festival Internacional del Cante de las Minas en una noche emotiva que colgó el cartel de entradas agotadas.

El flamenco es pasión, sentimiento, emoción y duende. Se une la ilusión de aquellos artistas que muestran su arte al mundo, en ese momento en el que sus carreras despegan y sienten que los sueños se hacen realidad. Fue esa misma ilusión la que impregnó ayer el Festival Rivas Flamenca cuando Rocío Luna y Rocío Garrido, ganadoras de la ‘Lámpara Minera’ y el ‘Desplante’ en 2023 del Festival Internacional del Cante de las Minas, subieron al escenario del Auditorio Pilar Bardem de la localidad madrileña.

La programación no podía tener un mejor inicio, con entradas agotadas y dos talentos que desde el pasado mes de agosto han visto cómo han cambiado sus vidas tras alzarse con el triunfo en la ‘Catedral del Cante’. La gratitud se plasmó sobre el escenario, en el que se acompañaron de sus trofeos, que mostraron con orgullo al público madrileño, que se rindió a su talento y su arte. La jondura y el quejío, con aires de mineras y taranta, hicieron que La Unión y su legado cultural viajara hasta un festival que ha consolidado su apuesta por hacer hueco en la programación a los ganadores del considerado el festival de flamenco más importante del mundo.

No fue el único trofeo del Festival que pisó el escenario, ya que el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Joaquín Zapata, entregó a la alcaldesa de Rivas, Aída Castillejo, el premio Pencho Cros que el Festival Rivas Flamenca recibió en la 62ª edición por la apuesta que hace cada año por el flamenco, y que recogió en aquel momento el director y promotor de Rivas Flamenca, José Antonio Andújar. La primera edil del consistorio madrileño ofreció al público este reconocimiento, agradeciendo su apuesta por el flamenco en el respaldo a este festival

“Ha sido una noche muy emotiva, donde las ganadoras han podido recordar aquel momento en el que cumplieron su sueño de ganar en La Unión, disfrutando ahora en cada escenario de la recompensa de su esfuerzo y talento. Estamos convencidos que esos trofeos seguirán brillando con orgullo allí donde vayan”, indica Zapata.

23 febrero, 2024

La cantaora y la bailaora sacaron al escenario del Festival Rivas Flamenca los trofeos ‘Lámpara Minera’ y el ‘Desplante’ que ganaron en 2023, mostrando con orgullo su triunfo en el Festival Internacional del Cante de las Minas en una noche emotiva que colgó el cartel de entradas agotadas.

El flamenco es pasión, sentimiento, emoción y duende. Se une la ilusión de aquellos artistas que muestran su arte al mundo, en ese momento en el que sus carreras despegan y sienten que los sueños se hacen realidad. Fue esa misma ilusión la que impregnó ayer el Festival Rivas Flamenca cuando Rocío Luna y Rocío Garrido, ganadoras de la ‘Lámpara Minera’ y el ‘Desplante’ en 2023 del Festival Internacional del Cante de las Minas, subieron al escenario del Auditorio Pilar Bardem de la localidad madrileña.

La programación no podía tener un mejor inicio, con entradas agotadas y dos talentos que desde el pasado mes de agosto han visto cómo han cambiado sus vidas tras alzarse con el triunfo en la ‘Catedral del Cante’. La gratitud se plasmó sobre el escenario, en el que se acompañaron de sus trofeos, que mostraron con orgullo al público madrileño, que se rindió a su talento y su arte. La jondura y el quejío, con aires de mineras y taranta, hicieron que La Unión y su legado cultural viajara hasta un festival que ha consolidado su apuesta por hacer hueco en la programación a los ganadores del considerado el festival de flamenco más importante del mundo.

No fue el único trofeo del Festival que pisó el escenario, ya que el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Joaquín Zapata, entregó a la alcaldesa de Rivas, Aída Castillejo, el premio Pencho Cros que el Festival Rivas Flamenca recibió en la 62ª edición por la apuesta que hace cada año por el flamenco, y que recogió en aquel momento el director y promotor de Rivas Flamenca, José Antonio Andújar. La primera edil del consistorio madrileño ofreció al público este reconocimiento, agradeciendo su apuesta por el flamenco en el respaldo a este festival

“Ha sido una noche muy emotiva, donde las ganadoras han podido recordar aquel momento en el que cumplieron su sueño de ganar en La Unión, disfrutando ahora en cada escenario de la recompensa de su esfuerzo y talento. Estamos convencidos que esos trofeos seguirán brillando con orgullo allí donde vayan”, indica Zapata.