12 agosto, 2023

Su viuda, María Dolores García, recogió el máximo reconocimiento del Festival Internacional del Cante de las Minas, arropada por sus hijos y el calor de La Unión.

“La alianza con la UCAM es de las mejores cosas que le ha pasado a este Festival”, remarcó Joaquín Zapata, recordando el impulso a la formación e investigación en flamenco que aportó la Cátedra de Flamencología.

La Agenda Cultural del LXII Festival Internacional del Cante de las Minas llegaba esta tarde a su fin con la entrega de un último reconocimiento, un ‘Castillete de oro’ enviado al cielo, a nombre de José Luis Mendoza. La Fundación Cante de las Minas, presidida por Joaquín Zapata, quiso saldar una deuda pendiente de reconocer al fundador de la UCAM su defensa al flamenco y la inmensa labor que hizo a favor del Festival, que se consolidó con la Cátedra de Flamencología. “Hemos llegado tarde”, lamentó Zapata, al tratarse de una distinción póstuma, aunque con el convencimiento de que “estará sonriendo en el cielo mientras ve cómo La Unión vuelve a acordarse de él y a llamarle a su puerta para pedirle ese tesón y pasión con los que él lo vivía todo”.

Fue él quien le entregó a su viuda, María Dolores García Mascarell, este ‘Castillete de Oro’, que recibió arropada de parte de su familia, emocionada porque, según afirmó, “desde que José Luis se ha ido dentro de mí se conmueve el espíritu en cada acto que se hace presente”. “Es un reconocimiento a José Luis y a su obra en general, y en este caso en concreto a su apoyo y amor al flamenco y al Cante de las Minas”, afirmó.

Al igual que Francisco Bernabé, senador del Reino de España, Lola recordó cómo era José Luis: una persona que se volcaba con aquello en lo que creía. “No le frenaba nada”, indicó su mujer, ya que “se entregaba a todo con el corazón”. Sus raíces andaluzas tuvieron la culpa de que la conexión con el flamenco y, por ende, con el Cante de las Minas, fuera inmediata a través de esa Cátedra que tuvo como directora a la cantaora Estrella Morente y que permitió que el Festival viajara a Japón, la India o Bruselas, además de apostar por la formación y la investigación.

Bernabé quiso recordar aquel momento que le planteó la idea en su despacho y no dudó en decir que sí, haciendo que “ese sueño” de otorgarle un mayor sustento investigador y formativo se hiciera realidad. “Todo aquello fue posible porque hubo un hombre que creyó en ese proyecto”, añadió Bernabé, matizando que con este reconocimiento “La Unión va a decir muy alto y claro que está orgullosa de José Luis Mendoza”. Afirmó que este es “el primer paso de otros que vendrán detrás”, apuntando a que esta obra que empezó “no caiga en el olvido y siga adelante ese legado de José Luis”.

 “Él tenía en su corazón ese amor por el flamenco que resonó en esa propuesta de Cátedra y se entregó”, recalcó su viuda, poniendo a su disposición a la Universidad Católica para contribuir con el Festival.  Joaquín Zapata quiso alabar la labor de la institución académica, incidiendo en que “la alianza con la UCAM es de las mejores cosas que le ha pasado a este Festival”.

12 agosto, 2023

Su viuda, María Dolores García, recogió el máximo reconocimiento del Festival Internacional del Cante de las Minas, arropada por sus hijos y el calor de La Unión.

“La alianza con la UCAM es de las mejores cosas que le ha pasado a este Festival”, remarcó Joaquín Zapata, recordando el impulso a la formación e investigación en flamenco que aportó la Cátedra de Flamencología.

La Agenda Cultural del LXII Festival Internacional del Cante de las Minas llegaba esta tarde a su fin con la entrega de un último reconocimiento, un ‘Castillete de oro’ enviado al cielo, a nombre de José Luis Mendoza. La Fundación Cante de las Minas, presidida por Joaquín Zapata, quiso saldar una deuda pendiente de reconocer al fundador de la UCAM su defensa al flamenco y la inmensa labor que hizo a favor del Festival, que se consolidó con la Cátedra de Flamencología. “Hemos llegado tarde”, lamentó Zapata, al tratarse de una distinción póstuma, aunque con el convencimiento de que “estará sonriendo en el cielo mientras ve cómo La Unión vuelve a acordarse de él y a llamarle a su puerta para pedirle ese tesón y pasión con los que él lo vivía todo”.

Fue él quien le entregó a su viuda, María Dolores García Mascarell, este ‘Castillete de Oro’, que recibió arropada de parte de su familia, emocionada porque, según afirmó, “desde que José Luis se ha ido dentro de mí se conmueve el espíritu en cada acto que se hace presente”. “Es un reconocimiento a José Luis y a su obra en general, y en este caso en concreto a su apoyo y amor al flamenco y al Cante de las Minas”, afirmó.

Al igual que Francisco Bernabé, senador del Reino de España, Lola recordó cómo era José Luis: una persona que se volcaba con aquello en lo que creía. “No le frenaba nada”, indicó su mujer, ya que “se entregaba a todo con el corazón”. Sus raíces andaluzas tuvieron la culpa de que la conexión con el flamenco y, por ende, con el Cante de las Minas, fuera inmediata a través de esa Cátedra que tuvo como directora a la cantaora Estrella Morente y que permitió que el Festival viajara a Japón, la India o Bruselas, además de apostar por la formación y la investigación.

Bernabé quiso recordar aquel momento que le planteó la idea en su despacho y no dudó en decir que sí, haciendo que “ese sueño” de otorgarle un mayor sustento investigador y formativo se hiciera realidad. “Todo aquello fue posible porque hubo un hombre que creyó en ese proyecto”, añadió Bernabé, matizando que con este reconocimiento “La Unión va a decir muy alto y claro que está orgullosa de José Luis Mendoza”. Afirmó que este es “el primer paso de otros que vendrán detrás”, apuntando a que esta obra que empezó “no caiga en el olvido y siga adelante ese legado de José Luis”.

 “Él tenía en su corazón ese amor por el flamenco que resonó en esa propuesta de Cátedra y se entregó”, recalcó su viuda, poniendo a su disposición a la Universidad Católica para contribuir con el Festival.  Joaquín Zapata quiso alabar la labor de la institución académica, incidiendo en que “la alianza con la UCAM es de las mejores cosas que le ha pasado a este Festival”.